• Cambia el color

Marketing Verde.

Los temas de discusión respecto al cambio climático, producto del maltrato a nuestro hábitat, sin duda han tenido y tienen repercusiones en foros mundiales, en donde se pretende la concientización del daño ecológico que se está ocasionando al medio ambiente, si se continúa con algunas malas prácticas industriales y empresariales.

Los países se han comprometido a cumplir con estándares que posibiliten la disminución de prácticas nocivas al medio ambiente, intentando que las industrias, empresas y productos cumplan para tener un mejor lugar donde vivir.

La carrera de Marketing, como unidad que genera los ingresos de las empresas, no es ajena a esta responsabilidad y también ha evolucionado conforme al requerimiento, no solo de los consumidores individuales sino también de las sociedades en general.

Así, en un principio, las empresas vendían sus productos en función de sus atributos o características físicas, luego en función de los beneficios prometidos por las marcas y hoy, finalmente, en función del valor que estas ofrecen.

El valor es la relación entre los beneficios recibidos y los costos que se pagan por ellos.

Los beneficios pueden ser generados desde diferentes fuentes de valor, por ejemplo: los componentes, insumos, partes, materiales, diseños, presentaciones, formas, tamaños, y todas las características físicas u organolépticas del producto o servicio. También puede ser obtenido por la reputación y buena imagen y significados de las marcas y finalmente por los servicios complementarios antes o después de la compra.

 

Basado en ello, y respondiendo a las exigencias de responsabilidad social empresarial (RSE), se está promoviendo como buena práctica el Marketing Verde (Green Marketing) o Marketing ecológico, el que según la American Marketing Association es definido como “el marketing de productos que son seguros para el medio ambiente”.

Dada la diversidad de aristas y enfoques, elaborar Planes de Marketing Responsables no es una tarea sencilla, ya que estamos hablando de incorporar todos los temas posibles del Marketing vinculados al medio ambiente y estos no son pocos.

Para empezar se tendrá que definir al Consumidor Verde como aquel que es consciente de su responsabilidad ecológica como consumidor y que lo demuestra en sus hábitos de compra.

En términos de productos ecológicos para un marketing verde se tendrá que pensar en materias primas, ingredientes, insumos, envases, que cumplan con los estándares internacionales en este sentido.

La distribución tendrá que hacerse utilizando vehículos con combustible no contaminante, el almacenamiento en depósitos con iguales requerimientos.

Los precios deberán incluir los mayores costos de éstos nuevos requerimientos, pero sin olvidar que el consumidor tiene un ingreso limitado y que la competencia no ecológica siempre estará en mejor posición competitiva mientas la consciencia verde no termine de calar.

Y finalmente, las comunicaciones centrarán sus objetivos en informar las bondades del lo ecológico como ventaja competitiva capaz de proveer mayor valor al consumidor y a la sociedad en general.

Agrega tu comentario

¿Quieres un avatar?

Control Anti-spam

Escribe la palabra de la imagen en el campo de texto


Recargar

SÍGUENOS EN:
DUDAS VOCACIONALES



Consumo de PHP: 42.46MB | Base de datos: 91 consultas | Tiempo de carga: 4,833 segundos.